Al pobre tío no se le paró y quedó en ridículo al frente de todos.