Susanna White entregada en cuatro patas para que se la meta hasta el fondo.